viernes, 15 de febrero de 2013

 

San José De Barlovento  

   San José de Barlovento es una población, capital del municipio Andrés Bello, en el estado Miranda, Venezuela.

Este poblado era conocido como San José de Río Chico, debido a que históricamente ha estado ligado a esa población.

 En San José habitaban los trabajadores de la tierra, personas muy humildes y esclavos. En la actualidad, este poblado participa activamente en el desarrollo económico proveniente del turismo.


Recrean labores de cosecha de cacao en Barlovento


Danza, que recrea las labores
de cosecha de cacao en Barlovento;
cultivo que tuvo gran relevancia
en la época colonial de Venezuela.
 

                                                                                   

   En todo Barlovento, pero especialmente en San José, se observan las manifestaciones culturales provenientes de los antiguos esclavos africanos: cantos, bailes y rituales; realizados por grupos folclóricos integrados por la juventud de la zona.

 Río de San José Barlovento

Río de San José de Barlovento.

 Historia

 

 Plaza Bolívar de San José de Barlovento   Fundada en el año de 1846 por tres (3) ciudadanos de origen español; sus nombres eran José Imas, Román Imas (ambos hermanos) y el tío de éstos, Pedro Oderiz; éstos se establecieron a los lados del Camino Real que conducía a Río Chico, nace entonces como población con el nombre de “Paso Real”.

     Este poblado posteriormente era conocido como San José de Río Chico, debido a que históricamente ha estado ligado a la población de Río Chico.




Casa de la Cultura Andrés Bello                                 Casa de la Cultura Andrés Bello.                              

 Plaza Bolívar de San José de Barlovento

  Plaza Bolívar de San José de Barlovento 

   Uno de los aspectos importantes de esta obra es que respeta, rescata y destaca uno de los factores de identidad de ese municipio, como lo es, la presencia histórica de Fray José Zapico, O.P.

     A partir de la reconstrucción de la plaza se construye el Paseo Fray José Zapico, donde se puede apreciar uno foto del ilustre Sacerdote que construyo el Templo de San José de Barlovento, con el mismo material que fabricó en la primera bloquera de Barlovento, creada por él, por el año 1917.

     Esta obra incentiva la peregrinación religiosa, debido a que los restos del amado Padre evangelizador de Barlovento se encuentran en el Templo, intactos a pesar del tiempo de su fallecimiento.

 Monumento al Cacao
En la entrada de San José de Barlovento

Monumento al Cacao 

    Barlovento es una zona del país que es muy famosa (internacionalmente) por cultivar uno de los mejores cacaos del mundo.

    La principal actividad económica de ésta región es el cultivo, procesamiento y venta del cacao y sus derivados. Además se desarrolla el turismo que atraen a grupos universitarios, escolares y personas interesadas en el desarrollo agroecológico y sustentable del lugar, y los interesados en conocer la historia del cacao, este es el lugar ideal, allí, en algunas de sus haciendas ofrecen paseos turísticos, y pueden 
participar en el proceso de transformación artesanal del cacao a chocolate.

    Otro de los productos obtenidos del procesamiento del fruto del cacao es su aceite, el cual se obtiene una vez que el cacao es hervido en agua dentro de una chocolatera; una vez que esté frío suelta toda la grasa solidificándose en la parte superior del recipiente.

 Monumento al Cacao 
Monumento al Cacao.


Iglesia Católica en San José de Barlovento
Imagen de San José en el templo 
Imagen de San José en el Templo.


 Templo de San José
Templo de San José.

     Uno de los sitios de interés que se destaca es el Templo de San José de Barlovento, localizado en la calle Bolívar con Sucre, municipio Andrés Bello. Es una edificación construida al estilo barroco y de paredes blancas; se construyó en 1932.

Fray José Zapico, O.P.   La realización de este proyecto estuvo en manos de Fray José Zapico, mejor conocido como el apóstol de Barlovento. El Padre Zapico tocaba cada puerta, reuniendo dinero, material y mano de obra para erigir este hermoso Templo.

     Cabe destacar como hecho curioso, que al Padre Zapico le fue exhumado su cadáver, luego de estar 21 años enterrado en el cementerio general del sur, y su cuerpo se mantenía en perfecto estado. Su labor de tantos años en San José, su obra y su misteriosa conservación después de su muerte; ha motivado que un grupo de religiosos y creyentes de la fe cristiana, al igual autoridades religiosas nacionales, crearan una comisión que está gestionando ante la Santa Sede su beatificación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada